Propuesta para enseñar a leer y a escribir

Ayudar a aprender a leer y a escribir al niño del Nivel Inicial es una tarea que nos ocupa: a docentes y padres.
Es importante que el niño reciba apoyo, puesto que nosotros podemos hacer mucho desde nuestro lugar.
Ahora bien, ¿qué posibles acciones o formas de actuación son las más indicadas? En este primer artículo sobre propuestas para enseñar a leer y a escribir podrás aprender tú también.

aprender a leer

El niño y el lenguaje escrito


Las primeras experiencias del niño con el lenguaje escrito pueden ser antes a la escolarización —en el ceno familiar y ámbito urbano. Cada una de ellas de suma importancia, ya que contribuyen con la asimilación de conocimiento, la recopilación de información y la elaboración de los procesos lingüísticos.

Los cuentos, las lecturas en voz alta, la lectura de escrituras domésticas, carteles de la calle, recetas de cocina, periódicos, medios informáticos, páginas de Internet o el material compartido entre adultos y niños, son excelentes maneras de aprendizaje, y colaboran como medios para aumentar el vocabulario, hacer participar a los niños y comprender lo escrito.

Enseñar a leer y a escribir


En primer lugar, es fundamental destacar la calidad del material de lectura que se encuentre en el aula, ya sea libros, carteles, revistas. Estos deberán despertar el interés de los niños, deberán ser claros y con el vocabulario adecuado según el nivel de los alumnos.
La duración del material expuesto también tendrá que controlarse. De nada sirve dejar un material todo el año colgado en una pared, puesto que es señal de que no ha sido utilizado y ya pasa a ser un elemento decorativo.
Es interesante interactuar con los elementos, modificarlos e ir sustituyéndolos, porque significará que son funcionales.

enseñar a escribir

Otra forma de contribuir con el aprendizaje de la lectura y escritura es:


  • Permitiendo que los niños re-escriban o “imiten” los textos ya escritos.
  • Incorporando actividades donde se lea en voz alta.
  • Colocando los libros al alcance de los niños.
  • Preparando un sector cómodo en la sala.
  • Repitiendo las lecturas más de una vez —la repetición facilita la comprensión y la reconstrucción.
  • Estimular el préstamo de libros, el uso de la biblioteca de la sala y la elección de libros preferidos.
  • Darles la posibilidad de que los niños simulen estar leyendo.
  • Permitir que los niños dicten al docente —ya que hará que produzcan a través del maestro.
  • Recopilar literatura de tradición oral: mitos, cuentos de hadas, leyendas, novelas, fábulas, relatos breves y cuentos tradicionales.
  • Incorporar literatura actual: cuentos, diccionario, poemas y poesías, abecedarios, álbumes, documentos, libros de conocimientos, cuentos visuales, libros craquelados, libros juego, adaptaciones de antiguos relatos, etc.
  • Narrar novelas infantiles —un capítulo o dos por semana
  • Añadir elementos sonoros a la biblioteca: cuentos y narraciones, video-cuentos, películas, discos.
  • Extender la recepción lectora a actividades visuales y plásticas como pintar o realizar murales o maquetas en base a las lecturas de cuentos o historias. También se pueden confeccionar diapositivas, representaciones o collages.
  • En base a recortes de imágenes de animales en periódicos o revistas, indicar a los niños a que escriban el nombre de ese animal que escogieron. (Pueden trabajar en parejas).
  • Sonorizar cuentos.
  • Buscar libros que motiven a los niños o los entusiasmen.
  • Utilizar rotuladores para etiquetar los objetos que rodean la sala o la casa. Esto hace que el niño se familiarice aún más con las palabras.
  • Fomentar la curiosidad del niño leyendo qué dice en su entorno. Por ejemplo, decir y leer lo que aparece escrito en un cartel, un cuento, una publicidad, una revista. Esto hará que el niño, en un futuro, se pregunte ¿qué dice allí?
  • Enseñar rimas, poesías y canciones para aprender vocales.
  • Realizar juegos con letras, permitir que el niño las manipule e indique palabras que empiecen con determinada letra.
  • Permitir que el niño copie su propio nombre para firmar sus trabajos y realizar juegos con los nombres de los niños de la sala (nombres cortos, nombres largos, nombres que empiezan con A, etc).

Más enlaces de interés:


enseñar a leer

Día Internacional contra la Esclavitud Infantil



16 de abril: Día Internacional contra la Esclavitud Infantil

Con tan solo 4 años de edad, el niño paquistaní Iqbal Masih fue entregado por su padre al dueño de una fábrica de alfombras, a cambio de un préstamo de dinero.
De allí en más comenzó el calvario del pequeño, quien se vio obligado a trabajar doce horas diarias, encadenado al telar y soportando golpizas; todo para saldar la deuda que su familia había contraído con el comerciante. Sin embargo, el monto no se reducía, sino que aumentaba día tras día, por lo cual las perspectivas de liberación del niño se tornaban poco menos que imposibles.


A los 9 años, Iqbal conoció a Ehsan Khan, quien luchaba contra la esclavitud laboral. Al años siguiente, tras escapar de la fábrica, y contagiado del saludable ejemplo de Khan, el jovencito empezó a denunciar la total falta de regulación en el trabajo, factor que permitía la explotación, incluso a menores de edad.

Iqbal no tardó en convertirse en un líder para los demás trabajadores explotados —sobre todo para los más jóvenes— y, a la vez, en un estorbo para los empresarios inescrupulosos, uno de los cuales terminó preso por explotar menores, gracias a la lucha de Iqbal.
El 16 de abril de 1995, con 12 años de edad, murió asesinado de un disparo. A partir de entonces, su figura se volvió un ícono de la lucha contra la explotación a menores de edad. Y es en su honor que cada 16 de abril, desde 1997, se conmemora el Día Internacional contra la Esclavitud Infantil.

Porque los niños no deben trabajar, sino jugar, aprender y ser felices, recordemos el valor de Iqbal y reivindiquemos su figura para erradicar este flagelo de nuestro mundo.



Juegos y dinámicas de integración para preescolar



Los juegos y dinámicas integradores favorecen la participación, la comunicación e integración entre niños. Las técnicas pueden variar depende el grupo de alumnos, la edad, los objetivos que se quieran lograr o la cantidad de integrantes.

Las dinámicas y actividades que planifiquemos nos ayudarán a que los niños logren adaptarse e integrarse de una forma segura y divertida.
Es importante que el grupo de preescolar se sienta a gusto, que vaya tomando confianza con la docente y que logre la socialización.

Aquí podrás ver varios ejemplos de juegos de integración para preescolar que te ayudarán en esta primera etapa de adaptación e inicio de clases.


Juegos y dinámicas integradoras para preescolar


· Juego con aros: piloto y copiloto: El juego consiste en colocar a los niños por parejas y entregar a cada integrante de la pareja un aro. Este podrá ser utilizado como los niños deseen, dando rienda suelta a la creatividad, juego libre e imaginación. El objetivo es lograr que los niños cooperen entre sí, se comuniquen y conozcan más entre ellos.

· "Mi nombre es y me gusta”: El juego o dinámica comienza cuando la maestra dice: “Me llamo María y me gusta el color violeta”. Y luego llega el turno de cada niño diciendo: “Me llamo Joaquín y me gusta el helado”.
Una vez que los niños se presentan la docente puede preguntar a los niños si alguno recuerda algún nombre de sus compañeros y dialogar acerca de los gustos en común.

· Toco tu cabeza: Niños y docente sentados en ronda en el suelo. La maestra nombrará o señalará a un niño, el cual tendrá que decir su nombre y mostrar su juguete favorito, o también, podrá decir sus gustos: “película favorita”, “color preferido”, “comida que más le gusta”. Luego el niño deberá tocar la cabeza de su compañero de al lado (el de la derecha) y este deberá hacer lo mismo. Así hasta que se presenten todos los niños.

· Pelota caliente: El juego consiste en ir pasando o lanzando una pelota o cualquier objeto que no lastima entre compañeros (sentados en ronda). Como la pelota “está caliente y quema” el pase debe hacerse lo más rápido posible. Mientras van pasando el objeto, cada uno deberá decir su nombre. Esta dinámica ayudará a que se inicie un conocimiento grupal y se interactúe entre sí. (A partir de los 4 años).

· "Me imagino que eres”: El juego consiste en reconocer el esquema corporal de los compañeros y se desarrolla en grupo. Todos los niños deberán estar sentados en ronda y el/la docente deberá vendar los ojos de un compañero. Una vez que lo acompaña a dar vueltas por la ronda, lo para delante de otro compañero y éste tendrá que adivinar de quién es, ayudándose a través de pistas (cómo viste el niño, qué gustos tiene, la voz que tiene, cómo es su pelo al tacto, etc.).

· Relato compartido: La dinámica consiste en ir pasando un instrumento sonoro mientras los niños están sentados en ronda. La docente de preescolar comienza contando un relato en el cual los niños son los protagonistas.
La narración inicia: “Había una vez una señorita llamada (nombre de la docente) que, caminando por la calle se encontró con muchos niños. Primero se encontró con (nombre del niño), luego siguió caminando y vio a (nombre del niño), ¿y quién vino después? (la docente señalará al niño).
A media que se cuenta el relato, el instrumento va pasando y sonando y los niños deberán ir diciendo su nombre.


· Realizamos un mural: La docente colocará un papel afiche grande en el suelo y presentará los materiales a utilizar. También se deberá establecer que cada compañero realice su dibujo con el color elegido, sin pintar sobre el dibujo de otro niño.
Luego de terminado el mural se podrá dialogar sobre la obra terminada, y sobre los materiales y colores utilizados.

· La mascota de la sala: A partir de un peluche o títere se pueden realizar muchas actividades de integración. Se le puede poner un nombre entre todos —favoreciendo la participación y comunicación—, interactuar con la mascota en grupos pequeños, inventar una historia en donde participe la mascota y todos los niños de la sala, jugar al juego de las diferencias en donde el personaje principal sea la mascota de la sala, prestar la mascota a un niño para que pase por las mesas a acariciar cabezas (a la hora del descanso), etc.

· Búsqueda del tesoro escondido: Con rollos de papel higiénico se podrán realizar largavistas que sirvan para observar muy bien el Jardín antes de buscar el tesoro. Luego, la docente puede colocar pistas dentro del aula o dispersas por toda la institución. El objetivo del juego es encontrar el tesoro guiándose de pistas y ayudándose entre compañeros.  

· Creando vínculos y conociéndonos:
  • Armar rompecabezas entre dos o tres compañeros.
  •  Jugar a disfrazar a un compañero.
  • Jugar a imitarse. Un niño imita un estado de ánimo o a un animal y los compañeros deberán realizar la misma acción.
  •  Jugar a Simón dice y al teléfono descompuesto.
  •  Bailar al compás de la música con un sombrero y cuando se para la música, intercambiarlo con un compañero.
  •  Jugar algunos juegos de persecución.
  •  En grupos de dos o tres integrantes, construir torres con ladrillos o cajas.
  • Jugar juegos de mesa en grupo: dominó, lotería, ajedrez, bingo, carrera de autos.
  • Cantar canciones formando rondas y trenes.
  • Jugar a los gatos y ratones o al lobo está.
  •  Jugar con sábanas, globos, papel de diario, pelotas, túneles, hilos, masa, etc.

Artículos relacionados que te pueden interesar:



La historia de Papá Noel



¿Quién en el mundo no conoce a Papá Noel? Dependiendo de dónde nos encontremos, todas las culturas lo conocen con diferentes nombres: Santa Claus, San Nicolás, Papá Noel, Padre Hielo, Viejo pascuero, Father Christmas, etc. Sin embargo, aunque sepamos quién es este pilar de la navidad, que trae regalos a los niños, poco sabemos acerca de la historia de Papá Noel y su origen.


Historia de Papá Noel

Si bien Papá Noel es visto como un personaje pagano y fruto del consumo, su origen se remonta al cristianismo y está asociado a la caridad.
Cuenta la historia que Papá Noel (Nicolás de Bari) nació en el siglo IV en Patara, lo que actualmente es Turquía. Al traducir su nombre (Nikelaos) al castellano, pasó a ser Nicolás, mientras que en inglés pasaría a ser Claus.
San Nicolás creció en una familia rica y desde niño se caracterizó por su gran generosidad y bondad hacia los que menos tenían y los más desfavorecidos.
A los 19 años de edad perdió a sus padres por una epidemia, por lo cual eligió ser sacerdote como su tío y entregar toda su fortuna a los más necesitados. Allí fue nombrado obispo y luego santo patrón de Grecia, Rusia y Turquía.

El comienzo de la leyenda

San Nicolás falleció un 6 de diciembre del año 345 y, debido a que la fecha era próxima a la Navidad, se dispuso la figura de Santa Claus como un personaje ideal para entregar regalos y golosinas a los niños.
Además, según cuenta la leyenda, Nicolás de Bari (Papá Noel) tenía una inclinación por los niños y siempre rezaba por ellos.
Un día rezó por niños que habían sido acuchillados y éstos se recuperaron casi de inmediato. En otra oportunidad, la leyenda cuenta que San Nicolás entregó una bolsa llena de oro a un hombre —padre de tres hijas— porque este no las podía casar. Este hecho fue en secreto y el sacerdote entró por la ventana, poniendo la bolsa dentro de un calcetín que colgaba de la chimenea y se estaba secando.

¿No les recuerda a la forma de entregar los regalos actualmente?


De San Nicolás a Papá Noel

El sacerdote San Nicolás, a diferencia de como lo conocemos actualmente, tenía una gran estatura, era delgado y vestía trajes típicos de los sacerdotes.
Pero la transformación se fue dando cuando en1809 el escritor Washington Irving deformó al santo holandés “Sinterklaas” en la burda pronunciación angloparlante Santa Claus. Luego, en 1823, Clarke Moore escribió un poema donde se comenzó a difundir una imagen de Santa mucho más parecida a la de hoy: un anciano enano y delgado, que regalaba juguetes a los niños y se transportaba en un trineo tirado por nueve renos.
Posteriormente, en el año 1863, el dibujante Thomas Nast diseñó un personaje de Santa Claus barbudo, gordo, bonachón y con traje de sacerdote. En un inicio vestía con colores verdes, dorados y también rojo. Sin embargo, se cree que la compañía Coca-Cola fue la que instaló el color rojo y blanco en todo el mundo, aunque no fueron ellos los primeros en representarlo así.

Historia de Papá Noel en la actualidad

La leyenda actual pone a Santa Claus o Papá Noel junto al trineo, a los renos y las bolsas, viviendo en el Polo Norte con los duendes encargados de fabricar juguetes y regalos que piden los niños a través de cartas; y con una imagen del personaje surcando los cielos y entrando por las chimeneas.
Papá Noel reparte los regalos a las 00:00 hs todos los 25 de diciembre, con ayuda de los renos, el trineo y liderado por Rodolfo—un reno que, con su nariz roja, ilumina todo el camino.
Si bien la historia de Papá Noel ha cambiado bastante desde sus comienzos, la esencia y la magia siguen presentes y perduran con el paso del tiempo, que es la de entregar regalos a todos los niños del mundo.

Finalmente, aunque los orígenes de Papá Noel se mezclen entre Turquía, Estocolmo (para los suecos), Groenlandia (para los daneses) y el Polo Norte —Alaska—, y la historia vaya transformándose a lo largo del tiempo, lo cierto es que Santa Claus, San Nicolás, Papá Noel o como quieran llamarlo es, sin dudas, la visita más esperada del año por los niños.

Más recursos relacionados:



Cómo trabajar los Pueblos Originarios en el Nivel Inicial



El 12 de octubre es una fecha para debatir, para cuestionar y pensar en lo sucedido, aproximándose al conocimiento del pasado y recorriendo nuestras raíces.
Muchos años transcurrieron hasta que la palabra “descubrimiento” de América dejó de verse como un término inocente y empezó a considerarse sinónimo de despojo y sometimiento.

Pueblos originarios

El 12 de octubre en el Jardín 

Es importante trabajar los pueblos originarios en el Nivel Inicial, brindándoles a los niños propuestas que les permitan conocer el pasado y relacionarlo con el presente, sin limitar a estas culturas y sus representantes a la categoría de "objetos de museo".
La tarea docente es primordial y debe tener el propósito de permitir que el niño amplíe y conozca la forma en la que vivían y viven los pueblos originarios, que identifique las huellas del pasado, que se aleje de ciertos estereotipos acerca de los indígenas (mostrado por los medios de comunicación o dibujos animados), que conozca algunas comunidades cuyos descendientes viven en la actualidad, que aprenda sobre las vestimentas típicas de cada cultura y sobre los objetos, y que se aleje de la posible idea de que "los pueblos originarios y nativos ya no existen más”. 

Cabe destacar que es mejor seleccionar un pueblo originario en particular, para convertirlo en objeto de indagación y acercar a los niños a una mirada más específica acerca de una comunidad y no de varias. Además, se puede trabajar con una dimensión o característica de ese grupo originario elegido (alimentación, vestimenta, modo de vida, artesanías, etc.).

Temas para abordar con los niños


1# Vestimenta. Los niños pueden llegar a tener una idea estereotipada acerca de la vestimenta típica de los aborígenes: suelen pensar que utilizaban taparrabos, plumas en la cabeza o vinchas. Sin embargo, esta imagen es tomada de los dibujos animados, películas norteamericanas o medios de comunicación y juegos.
Trabajando la vestimenta de una comunidad cercana al Jardín en lo posible, los niños conocerán la ropa, los tejidos, los telares, los hilos y los materiales con los cuales fabricaban su vestimenta. E indagando distintos pueblos y vestimentas, los niños podrán aprender que no todas las comunidades usaban la misma ropa, pieles y tejidos.

2# Los objetos y artesanías. Muchas veces los niños piensan que las artesanías indígenas son adornos, sin llegar a relacionar el uso original que han tenido y tienen (como instrumento de casa, almacenamiento de alimentos, utensilios, instrumentos musicales o elementos de transporte de comida, etc.).
Es importante que se analicen los objetos y los materiales con los que se fabricaron y que se conozca su uso en cada comunidad o pueblo.

3# Los pueblos originarios viven hoy. Algunos niños desconocen que los pueblos originarios no solo vivieron en el pasado, sino que también viven hoy. Por ello, resulta interesante aproximarlos a que conozcan descendientes de comunidades cercanas al barrio o de otras ciudades más alejadas. En lo posible, el jardín podría invitar a personas originarias a que participen en alguna actividad con los niños (que cuenten historias; que realicen alguna danza, juego o canto tradicional; que muestren objetos o artesanías propias o que cuenten cómo son sus vestimentas y festividades).
También los niños podrían ver imágenes y videos de comunidades que viven actualmente y observar fotos de escuelas donde asistan niños integrantes de comunidades originarias. De esta forma los chicos podrán darse cuenta de que actualmente hay comunidades y niños que, al igual que ellos, concurren a la escuela.

4# Vivienda, alimentación, ceremonias. Del mismo modo en que se aborda la vestimenta y los objetos, se pueden plantear interrogantes acerca de estas dimensiones. Será mejor que se seleccione una en particular, de modo que el niño pueda profundizar y no abordar demasiados temas que pueden llevar a aprender de manera superficial.
Una alternativa es enseñar a los niños aspectos relacionados con las viviendas de un pueblo originario en particular ––mostrando imágenes, pinturas y videos––, acerca de la alimentación y comidas tradicionales (invitando a integrantes de comunidades originarias a que cocinen o realizando comidas con las familias de los niños), o bien trabajando las ceremonias típicas, símbolos que los caracterizan (bandera) y algunas celebraciones de una comunidad específica (la que se seleccionó para convertirla en objeto de indagación).

5# Leyendas. A partir de la narración de leyendas se pueden indagar las distintas costumbres de las familias aborígenes, dramatizarlas, o invitar a familiares de los niños a que cuenten alguna otra.
La leyenda de la Yerba mate, la de la flor de Irupé, la del Ñandú o la leyenda del puente del Inca son ejemplos que se pueden abordar en el Nivel Inicial.

6# Juegos tradicionales. Aquí se podrá indagar acerca de los juegos típicos que se jugaban o que juegan actualmente. Los niños, junto con las docentes y familiares, pueden aprender sobre un juego o varios e investigar cómo se juegan, con qué elementos y cuáles son las reglas (viendo videos, imágenes, libros o buscando información desde sus hogares).  

7# El arte y las expresiones plásticas. La pintura, la cerámica, las máscaras y el trabajo con arcilla pueden ser un buen recorte para trabajar en el aula. Acudir a museos a observar pinturas o ver en imágenes o fotografías las expresiones artísticas de los pueblos originarios sería una buena propuesta. También pueden realizar producciones basadas en el arte de alguna comunidad, expresiones en murales (utilizando las técnicas de las comunidades) o fabricar vasijas y cuencos (invitando a un integrante de la comunidad que se está indagando).

Leyenda aborígen

pueblos originarios de Argentina

Símbolo pueblos originarios

Finalmente, es interesante brindarles a los niños la oportunidad de reconstruir el pasado asistiendo a museos históricos, invitando a integrantes de pueblos originarios a que concurran al Jardín, promoviendo la participación de las familias, componiendo murales o intercambiando objetos realizados por los niños (trueque), observando murales en plazas o paredes de edificios, cocinando comidas típicas para el día del acto, o jugando a ser nativos pertenecientes a una comunidad específica dentro del aula ––lo que permitirá trabajar sus las características, dividiendo roles y representando las costumbres del pueblo. 


Enseñar inglés a los niños del Nivel Inicial




Durante la etapa infantil, los niños son capaces de aprender mucho más fácil y rápido que los adultos. Sus aptitudes están potenciadas, como así también su grado de asimilación.
Es por eso, que enseñar inglés a los niños del Nivel Inicial es una tarea fundamental, si lo que se quiere lograr es que aprendan distintas lenguas o logren ser bilingües en la adultez.

Ahora bien, las preguntas son: ¿cómo enseñar inglés a los niños pequeños? ¿Qué recursos utilizar? ¿Qué métodos son los que más resultados dan?
Estas y demás dudas veremos a continuación en este artículo.


¿Cómo y cuándo enseñar una segunda lengua?


En primer lugar, mientras más joven sea la persona que tomará clases o algún curso de inglés, mayor posibilidad de fijación y aprendizaje tendrá.
Esto no quiere decir que una persona adulta no pueda aprender perfectamente. Sin embargo, cuanto antes se aprenda una segunda lengua ––etapa que va desde el nacimiento hasta los 7 años–– la adquisición del idioma será más rápida. 
Volviendo al “¿Cómo”?, existen numerosas formas de enseñar inglés de una manera sencilla y divertida, y una de ellas es ESCUCHANDO.

Así, escuchando, el niño podrá ir adquiriendo cualquier lengua de un modo natural.  Ya que todos aprendimos a hablar una lengua escuchando hablar. El niño, por lo tanto, no se dará cuenta que está aprendiendo, sino que asimilará las palabras normalmente.
Sin embargo, será mejor enseñar a hablar inglés antes de los 2 años, puesto que luego de los 3, el niño ya estará muy interiorizado con el idioma español y deberemos hacer uso de la traducción simultánea entre las dos lenguas (para lograr que asile más rápido).

Recursos y juegos para enseñar inglés


Como ya hemos mencionado, podemos enseñar inglés hablando con los niños en este idioma, haciendo que escuchen de forma natural y permitiendo la  interacción con el inglés a través del JUEGO.  

Algunos recursos y consejos para enseñar/aprender inglés:

  • Canciones en inglés. Las canciones pueden ayudar mucho a que los niños se introduzcan en el idioma y asimilen con mayor facilidad la pronunciación y entendimiento de las palabras.
    Existen numerosas canciones para aprender a hablar en inglés, con temas como: las partes del cuerpo, los colores, los números, los objetos, las letras, los animales, entre otros.

  • Videos interactivos en inglés. Los niños atraviesan una etapa en la cual los dibujos, la animación y las series de televisión forman parte de sus vidas. Por ello, podemos utilizar este recurso como medio para enseñar la lengua inglesa.
    Existen muchos dibujitos infantiles en versión español e inglés o animaciones con subtítulos, videos en Youtube y canciones para pequeños.  

  • Cuentos en inglés. Los cuentos son interesantes para que el niño imagine y ponga a volar su fantasía. Los cuentos en inglés serán un buen recurso para enseñar y deberán estar acompañados de grandes imágenes (para facilitar la compresión del relato). Asimismo, será mejor que contemos cuentos cortos y recurramos a la repetición como método de aprendizaje. Luego de un tiempo, el relato podrá ser contado por los chicos sin ningún problema.

  • Títeres y personajes que hablen inglés. Contar con un títere puede ayudarnos a que los niños asimilen mejor el lenguaje. Este es un recurso interesante, ya que es divertido, atrae de forma visual y comunicativa y, a la hora de interactuar, el personaje podrá utilizar frases cortas en inglés para dirigirse a los niños.

  • Fichas relacionados con el idioma. Utilizar fichas e ilustraciones en inglés puede contribuir con el aprendizaje. Podemos utilizar dibujos con palabras escritas en inglés, cartas, fichas para enseñar los colores, los animales, los números, fichas para el vocabulario o para realizar traducciones, fichas para completar o colorear lo que corresponda, etc. Es un excelente recurso para que aprendan, ya que pueden observar el material, explorarlo e indagar en base a ello.

  • Juegos online en inglés. En la actualidad, los niños pasan gran parte de su tiempo en Internet. De esta forma, qué mejor que aprendan una segunda lengua mientras navegan online. Existen muchos juegos interactivos que ayudarán a asimilar de manera progresiva el inglés. Por ejemplo, podemos encontrar juegos como el ahorcado en inglés, crucigramas, sopas de letra, juegos con actividades, juegos con palabras e ilustraciones, cursos de inglés gratis, actividades para aprender palabras, etc. Este recurso será excelente para que los alumnos sigan asimilando desde sus casas (podemos pasarle links o páginas interactivas a los padres de los pequeños, o bien, si el Jardín cuenta con una sala de computación y acceso a Internet, podremos utilizar este recurso como una instancia más de aprendizaje).

  • Aplicaciones para aprender inglés. Al hablar de tecnología, podemos referirnos a las aplicaciones móviles Android. Muchos niños tienen acceso al celular de sus padres o, hasta ellos mismos tienen sus propios teléfonos. De este modo, existen distintas aplicaciones que permiten aprender inglés de una forma interactiva, fácil, divertida y gradual. Este recurso puede darse como idea a los padres de los niños, para que complementen la educación bilingüe en sus hogares.


Ver, escuchar, hablar y jugar


Para concluir, es importante tener en cuenta el rol de los padres y educadores a la hora de enseñar inglés a los niños del Nivel Inicial. Ya que va a depender si es una enseñanza individual, en pareja o grupal.
Lo fundamental en este tema es que el niño logre expresarse en inglés, se equivoque sin miedo y asimile una segunda lengua de manera gradual y lo más natural posible.

Si el niño comete un error, lo mejor será no marcárselo o corregirlo, sino que será más efectivo el volver a repetir la frase que dijo, pero de forma correcta y en inglés. De esta manera, podrá ver su error por sí mismo, sin sentirse avergonzado porque lo están corrigiendo.

Por último, es primordial destacar el uso de materiales, juegos, juguetes, canciones, cuentos, títeres, dramatizaciones, juegos de palabras, actividades de expresión corporal y plástica, entre otros.  Así es como los más chicos podrán aprender de una manera divertida, facilitando la comprensión, la comunicación y asimilación del idioma inglés.


Frases para el día del niño



Los niños están en la etapa más maravillosa y hermosa de la vida. Sin lugar a duda, la infancia es un trance especial, en donde la imaginación, la fantasía y la inocencia  están presentes y se apoderan de los días.

Entonces, ¿por qué no compartir frases y pensamientos con los niños y no tan niños? De manera que se vuelva a recordar, para muchos, lo que fue el momento más tierno y hermoso de la vida.
A continuación podrás leer frases para el día del niño, para copiarlas, compartirlas en las redes sociales o regalárselas a quien quieras.

Día del niño

Frases y pensamientos para el día del niño
  •   “La madurez del hombre es haber vuelto a encontrar la seriedad con la que jugaba cuando era niño”. Friedrich Nietzsche.
  •    La mejor forma de educar a un niño no es con la palabra, sino con el ejemplo.
  • “Debemos escuchar al niño que fuimos un día y existe dentro de nosotros. Ese niño entiende de instantes mágicos”. Paulo Coelho.
  •  “El que escribe en el alma de un niño, escribe para siempre”. Anónimo.
  • “El mejor medio para hacer buenos a los niños, es hacerlos felices”. Oscar Wilde.
  •  “La única costumbre que hay que enseñar a los niños, es que no se sometan a ninguna”. Jean Jacques Rousseau.
  •  “Pintar como los pintores del renacimiento me llevó unos años, pintar como los niños me llevó toda la vida”. Pablo Picasso.
  •   “La ayuda y la salvación pueden llegar a través de los niños. Porque los niños son los creadores de la humanidad”. María Montessori.
  • Hay un solo niño bello en el mundo, y cada madre lo tiene.
  •  Si la vida para mis años fuera tan sencilla, como lo es colorear para ti, pasaría a tu lado rayando por la eternidad.
  • “Ayer ya pasó. Mañana está por venir. Solo tenemos el hoy. Si ayudamos a nuestros hijos a ser lo que debe ser hoy, tendrán el valor para enfrentar la vida con más amor”. Madre Teresa de Calcuta.
  •  Solo dos cosas podemos dejarle a nuestros hijos: una es raíces y la otra es alas.

Día del niño

Los regalos para el día del niño suelen ser juguetes, que es lo que a ellos más les agrada y más disfrutan. Sin embargo, en este día tan especial, también podemos hacer algo mucho mejor y más significativo: dedicarles todo nuestro tiempo, nuestras palabras, nuestro amor y comprensión.

¡Muy Feliz Día a todos los niños y grandes!



 
Aviso Legal